Qué esperar durante una serie de rayos X del esófago

Los rayos X del esófago son una serie de imágenes radiográficas de su tracto digestivo superior. Estas pruebas pueden ayudar a detectar muchos problemas, entre ellos úlceras, tumores y algunas enfermedades.

Antes de su prueba

Llegue 15 minutos antes de su cita. Diríjase al mostrador de entrada en el vestíbulo principal. Si su cita es después de las 5 p. m. durante la semana o en sábado o domingo, vaya directamente a la entrada de la sala de emergencias.

Tendrá que hacerle saber al técnico acerca de cualquier medicamento que esté tomando, cualquier alergia que tenga, si está o podría llegar a estar embarazada y si se ha sometido a cirugías anteriormente.

Durante su prueba

Para esta prueba beberá bario, un líquido que mejora las imágenes radiográficas. En el caso de algunos exámenes, es posible que se le pida que trague tabletas efervescentes, las cuales permiten acumular aire en el estómago. Si es así, se le pedirá que no eructe aunque sienta la necesidad de hacerlo.

Durante la prueba, permanecerá de pie o acostado en diferentes posiciones mientras se toman los rayos X. Quizá se le solicite que contenga la respiración por breves períodos de tiempo durante las radiografías.

Después de su prueba

Su materia fecal puede tener color blanco o ser más claro de lo normal. Beba más líquidos después de la prueba, a menos que su médico le indique lo contrario. Comuníquese con su médico para hablar sobre sus resultados.