Cirugía robótica ginecológica

Durante mucho tiempo, el enfoque estándar para muchos procedimientos de cirugía ginecológica ha sido que los cirujanos hicieran una gran incisión para obtener acceso al útero y los órganos circundantes. Ahora, el sistema robótico da Vinci® provee a los cirujanos una alternativa mínimamente invasiva, que les permite llevar a cabo operaciones más complejas a través de unas pocas incisiones diminutas, lo que minimiza la necesidad de realizar una cirugía abdominal tradicional (abierta). Aunque el sistema quirúrgico da Vinci es "robótico", es su cirujano quien tiene el control.

Como resultado, a menudo los cirujanos ginecológicos que usan el sistema da Vinci pueden ofrecer a sus pacientes numerosos beneficios, entre ellos:

  • Hospitalización más breve (un día, en la mayoría de los casos, contra tres a cinco días)
  • Menos dolor posoperatorio (por lo general, solo se requieren analgésicos de venta libre)
  • Menor tiempo de recuperación y reincorporación más rápida a las actividades normales
  • Menores complicaciones y menor riesgo de infección
  • Cicatrices más pequeñas: incisiones pequeñas del tamaño de una moneda de diez centavos, en comparación con una cicatriz de seis a ocho pulgadas

Si necesita un referido a un médico de Northern Nevada Medical Center, llame a nuestro servicio gratuito de referidos médicos al 775-356-6662.

Histerectomía robótica

La histerectomía es un procedimiento quirúrgico que extirpa el útero de la mujer y es la segunda cirugía más común entre las mujeres en los Estados Unidos de América. De hecho, una de cada tres mujeres en este país se someterá a una histerectomía antes de cumplir los 60 años, según el American College of Obstetricians and Gynecologists.

Hay varias razones por las cuales su médico puede recomendarle una histerectomía, incluyendo cáncer, fibromas, endometriosis cuando otros tratamientos no han ayudado, dolor pélvico crónico o sangrado vaginal anormal.

Las histerectomías pueden hacerse a través de cirugía abdominal tradicional, cirugía laroscópica o de manera robótica con el sistema quirúrgico da Vinci. La mayoría de las afecciones ginecológicas que pueden conducir a la histerectomía ahora se pueden tratar de manera eficiente, sin una incisión grande. Con el sistema quirúrgico da Vinci, una histerectomía requiere de solo unas incisiones pequeñas.

Colposacropexia robótica (prolapso de órganos pélvicos)

Un debilitamiento de los músculos y tejidos del piso pélvico que sostienen la región pélvica, causa trastornos en el piso pélvico. La pelvis tiene una "hamaca" o "cabestrillo" de músculos, ubicados en el abdomen bajo, que se extienden a lo largo del piso pélvico. En el caso tanto de hombres como de mujeres, el piso pélvico sostiene la vejiga, los intestinos, el recto y la uretra, y mantiene la continencia urinaria y fecal. En las mujeres, estos son los músculos que soportan el útero y desempeñan un rol importante en el parto vaginal. Con el paso del tiempo, pueden estirarse o debilitarse.

Las mujeres con prolapso de los órganos pélvicos suelen tener problemas de incontinencia urinaria, ulceración vaginal, disfunción sexual y/o evacuaciones intestinales. Los síntomas de un trastorno del piso pélvico pueden ser entre leves e intensos, según la posición de los órganos, y puede incluir una sensación de presión en la vagina, dolor en el abdomen o durante el sexo. Los problemas urinarios también son comunes, como la urgencia por orinar o incontinencia por estrés y/o la sensación de no haber vaciado por completo la vejiga. Además, el prolapso puede contribuir a los problemas intestinales, incluida constipación, vaciamiento incompleto o incontinencia fecal.

Para aquellas personas con un caso grave de prolapso, el útero, la vejiga o el recto pueden descender o abultarse dentro de la vagina, en ocasiones, donde pueden verse desde la abertura vaginal.

Cuando los músculos o ligamentos que sostienen los órganos pélvicos se rompen o debilitan, esta afección se denomina prolapso de los órganos pélvicos, lo que puede ser causado por una lesión pélvica asociada a la presión abdominal que se ejerce al toser, levantar objetos pesados, sufrir de constipación, someterse a una cirugía pélvica, tener una lesión neurológica, padecer obesidad, entrar en la menopausia y privación hormonal o tomar medicamentos. Las anomalías anatómicas son otra causa por la que las mujeres experimentan estos mismos síntomas funcionales.

Si necesita un referido a un médico de Northern Nevada Medical Center, llame a nuestro servicio gratuito de referidos médicos al 775-356-6662.

Los resultados individuales pueden variar. Existen riesgos asociados a los procedimientos quirúrgicos. Consulte con su médico acerca de dichos riesgos para saber si la cirugía robótica es una opción apropiada para usted.