Reemplazo de rodilla, cadera y hombro

Reemplazo total de articulación

El instituto especializado en ortopedia y cirugía de Northern Nevada Medical Center presta servicios integrales de cirugía y rehabilitación a pacientes que tengan un reemplazo total de rodilla, cadera u hombro.

Si necesita un referido a un médico de Northern Nevada Medical Center, llame a nuestro servicio gratuito de referidos médicos al 775-356-6662.

The Joint Commisson - Aprobación de Calidad Nacional

El Centro de Atención de Excelencia de Articulaciones de Northern Nevada Medical Center obtuvo la certificacion de The Joint Commission para procedimientos avanzados de reemplazo total de rodilla y cadera. Estas certificaciones reconocen el compromiso de NNMC con el suministro del nivel más alto de atención para sus pacientes de reemplazo de rodilla y cadera. Estamos orgullosos de resaltar los resultados de nuestros pacientes, que son significativamente mejores que los promedios nacionales en lo que respecta a complicaciones y duración de la hospitalización.

Gráficos de las complicaciones de reemplazo total de las articulaciones y de la duración de la hospitalización por reemplazo total de las articulaciones

Un reemplazo total de cadera es un procedimiento quirúrgico en el que el cartílago y el hueso enfermos o dañados de la articulación de la cadera, se reemplazan quirúrgicamente por materiales artificiales. Los reemplazos totales de cadera son los más comunes por artritis progresiva grave, cuya forma más frecuente es la artritis degenerativa (osteoartritis) de la articulación de la cadera. Por lo general, este tipo de artritis ocurre a causa del envejecimiento, una anomalía congénita de la cadera o un traumatismo anterior de dicha articulación. Otras afecciones que pueden dar lugar a un reemplazo total de cadera incluyen fracturas óseas de esta articulación y necrosis (muerte) del hueso de la cadera. La necrosis puede ser causada por una fractura de cadera, por drogas o medicamentos (como el alcohol o los corticosteroides), enfermedades (como el lupus eritematoso sistémico) o un trasplante de riñón.

El dolor crónico progresivamente intenso, junto con la incapacidad de desempeñar las funciones diarias que incluyen caminar, subir escaleras y levantarse cuando uno está sentado, con el tiempo, pueden convertirse en motivos para considerar un reemplazo total de cadera. Debido a que las articulaciones reemplazadas de la cadera pueden fallar con el tiempo, la decisión de realizar o no un reemplazo total de cadera y cuándo hacerlo no es fácil de tomar, especialmente, en el caso de pacientes jóvenes. Se suele tener en cuenta el reemplazo normalmente después de que el dolor se vuelve tan grave que impide el funcionamiento normal, a pesar del uso de antinflamatorios. El reemplazo total de la articulación de la cadera es un procedimiento electivo, lo que significa que es una opción elegida entre otras alternativas.

Por lo general, el reemplazo total de rodilla se hace cuando una persona tiene un trastorno articular degenerativo grave, como la osteoartritis, en el cual las superficies articulares, o móviles, de la rodilla se deterioran. Eso causa un dolor intenso, limitación o pérdida de la función o deformidad de la articulación. La cirugía también puede realizarse para reemplazar una rodilla gravemente fracturada o cuando los previos reemplazos de articulación han fallado. El reemplazo bilateral significa que ambas rodillas se reemplazan al mismo tiempo.

Debido a que un reemplazo total de rodilla no es una decisión fácil de tomar, se suele utilizar otros tratamientos antes de la cirugía. Incluyen lo siguiente:

  • Acetaminofeno o medicamentos antiinflamatorios si existe degeneración en la articulación
  • Un procedimiento llamado llamado sinovectomía, que es la extirpación quirúrgica de la membrana sinovial inflamada, el tejido que lubrica las partes móviles de una articulación.
  • Osteotomía, que es la restructuración de los huesos para trasladar la tensión de un tejido enfermo a uno más sano

El reemplazo total de hombro es menos común que la cirugía de reemplazo de rodilla o cadera pero, a menudo, se usa para tratar fracturas severas, así como otras afecciones dolorosas del hombro. Dichas afecciones incluyen:

  • Osteoartritis (enfermedad degenerativa de las articulaciones)
  • Artritis reumatoide
  • Artritis postraumática
  • Artropatía por desgarro del manguito de los rotadores, la cual es una combinación de un desgarro no reparable en el tendón del manguito de los rotadores y una artritis grave.
  • Necrosis avascular u osteonecrosis

Existen numerosos tipos de cirugía de reemplazo de hombro y, en su mayoría, se reemplaza la articulación del hombro del paciente por una esfera de metal pulido y una glena de plástico. En ciertos casos, solo se reemplaza la esfera y se conserva la glena que ya tiene el paciente. Se pueden utilizar diferentes tipos de articulaciones de reemplazo, según la condición del paciente. Antes de considerar una cirugía de reemplazo de hombro, lo más común es que se utilicen otros tratamientos. Incluyen lo siguiente:

  • Descanso
  • Ejercicio
  • Fisioterapia
  • Medicamentos para ayudar a controlar el dolor causado por la artritis

Si necesita un referido a un médico de Northern Nevada Medical Center, llame a nuestro servicio gratuito de referidos médicos al 775-356-6662.