Paciente recupera su vida gracias a procedimiento de avanzada

Dr. Denis Patterson, DO, y Justin Howell
 

El dolor de pie de Justin Howell era tan intenso que le dificultaba trabajar como mesero. "Era terrible estar parado todo el día y no poder tomar un descanso para sentarme. Llegaba a casa y no quería moverme", dice Howell. "Me dolía hasta cuando me duchaba". Debido al síndrome de dolor regional crónico, sentía dolor todo el día, todos los días. Su afección también le imposibilitó disfrutar de una de sus actividades favoritas: nadar en el océano en sus vacaciones.

Su médico lo refirió a Denis Patterson, DO, de Nevada Advanced Pain Specialists, que le dijo a Howell que era un buen candidato para la terapia de estimulación de los ganglios de las raíces dorsales (DRG). Es un nuevo sistema que estimula los ganglios de las raíces dorsales junto con la columna vertebral y tiene un alcance más selectivo de las áreas de dolor a las que es difícil llegar. Los médicos de Nevada Advanced Pain Specialists son los primeros en capacitarse para esta tecnología en el norte de Nevada.

"Dudé un poco al principio, pero el médico hizo un implante de prueba que funcionó de maravillas", dice Howell. Luego se hizo los implantes permanentes en Northern Nevada Medical Center en February de 2017. Tras la cirugía, Howell sintió alivio inmediato. "Realmente inmediato. Tengo un 90 por ciento menos de dolor. Me dijeron que espere una mejora del 50-60 por ciento, así que esto es mucho mejor de lo que esperaba", dice.

Meses después del implante en los ganglios de las raíces dorsales (DRG), las actividades de Howell ya no están limitadas. "Recuperé mi vida. Puedo nadar en el océano y en el lago. Volví a trabajar en el gimnasio", anuncia. A fines de agosto, recibió una batería de repuesto que tiene tecnología aún más nueva. "Desde febrero, bajé 80 libras porque pude volver a hacer actividad física. Debido a la pérdida de peso, necesitaba una batería nueva con mejor adaptación", dice.

"Definitivamente sugiero a otras personas que consulten con el Dr. Patterson si tienen dolor en un nervio", continúa Howell. "Es tan amable y cordial como todo el personal de su consultorio. Tiene en cuenta el problema de cada uno, así que no somos solo un número. No receta medicamentos si hay otros medios para aliviar el dolor".

Ahora que Howell tiene muy poco dolor, pasa la mayor cantidad de tiempo posible nadando en el océano o haciendo actividad física nuevamente.

Obtenga más información acerca del Centro para el Alivio del Dolor de NNMC >