Comience bien la recuperación con la rehabilitación para pacientes hospitalizados

13 de marzo de 2019

Bill Galine tuvo un accidente cerebrovascular grave que le paralizó el lado izquierdo del cuerpo. Pero sus terapeutas estaban decididos a revertir la situación.

En abril de 2017, Bill Galine necesitó rehabilitación para pacientes hospitalizados después de un accidente cerebrovascular. Llegó a Northern Nevada Medical Center (NNMC) para comenzar lo que él y su esposa, Vicki Bovee, denominan el buen comienzo del proceso de recuperar la salud.

Dario Callegari, DPT, evaluó a Galine, que en los 21 días posteriores participó en un programa realmente intenso de terapia física, ocupacional y del habla. Día a día, Galine continuó su progreso. "Le ayudaron a ponerse de pie y caminar. Fue excelente que se haya puesto en movimiento", dice Bovee. "Dario y su equipo pasó mucho tiempo ayudando a Bill a sentarse y levantarse de la silla de ruedas, girar y hacer otros movimientos. Le dieron un entrenamiento maestro para que aprendiera a acostarse y levantarse de la cama".

¡No se den por vencidos!

Galine y su esposa dicen que escuchaban todos los días el mantra del personal: "no se den por vencidos". "Bill estaba convencido de que iba a mejorar y se concentró en hacer todo lo que los terapeutas le decían que hiciera", dice Bovee. "Tuvimos el cuidado del mejor equipo de personas, desde los ayudantes de enfermería hasta los terapeutas y demás. Todo el personal le dio su apoyo, fue tan maravilloso".

Callegari dice que Galine fue el epítome del trabajo arduo que se requiere después de un accidente cerebrovascular. "Bill hizo una labor sobresaliente con la terapia mientras estuvo allí. Fue un paciente modelo, siguió todas las indicaciones y estuvo muy reglamentado", dice. "Además de la terapia ambulatoria de aquí, se ejercitó en un gimnasio con un entrenador personal. Bill continúa viniendo a hablar y apoyar a los pacientes que tienen dificultades con la motivación".

Galine dice que tener la rehabilitación hospitalaria en NNMC es muy importante para la comunidad, especialmente después de sufrir un accidente cerebrovascular debilitante. "Me sentí muy seguro aquí, recibí el mejor tratamiento del mundo y me cuidaron muy bien. No sentí que fuese un número", dice. "Tuve una habitación privada, y el personal fue maravilloso. Siempre hubo alguien disponible para mí. ¡Fue una excelente experiencia de paciente!"

Conozca más sobre la rehabilitación hospitalaria >

Bovee dice que sintieron que estaban en el lugar correcto el primer día que llegaron. "Recién habíamos llegado y vimos a un hombre joven que se iba porque había terminado con sus actividades del día. Giró y volvió para presentarse como Dario Callegari, el fisioterapeuta que iba a trabajar con mi esposo", dice Bovee. "Dijo que quería conocer a Bill y que esperaba ansioso trabajar con nosotros. Fue muy amable que haya hecho eso. Fue nuestra primera impresión de NNMC, y fue permanente y positiva".

Galine y su esposa asisten trimestralmente al grupo de apoyo para pacientes con accidentes cerebrovasculares y usan camisetas con la impresión "Just don't quit! (No se den por vencidos)". También motivan a otros al mostrarles videos del antes y el después de Galine. "Bill puede caminar ahora. Vino a casa en silla de ruedas, luego comenzó a usar un bastón cuádruple y luego uno regular", dice Bovee. "Va al gimnasio cinco veces por semana, hace ejercicios y se está fortaleciendo. Ahora también podemos viajar y salir. Estamos muy agradecidos a NNMC por darle el apoyo que necesitaba para recuperar su vida. Y él sigue avanzando".

Factores de riesgo asociados con un posible accidente cerebrovascular

  • Fumadores
  • Falta de actividad física
  • Nutrición deficiente
  • Obesidad/sobrepeso
  • Colesterol alto
  • Hipertensión
  • Diabetes/alto nivel de azúcar en sangre